No es la falta de la vergüenza, que también, es la falta del vago…

Falta táctica en el baloncesto o falta para evitar el contraataque…

En mis tiempos de jugador (alguna década atrás) el que no hacía el balance defensivo se iba al banquillo. En la época de ahora, el que no haga la falta “táctica” en medio campo para detener un contraataque se va al banquillo o se lleva la bronca del entrenador como mínimo.

¿Por qué la falta de la vergüenza?

Yo por lo menos estoy cansado, cansadísimo de esas faltas. Cada vez que miro un partido y en los primeros minutos de cada cuarto se cortan todos los contraataques con esa acción, me enerva, me desespera, el baloncesto es espectáculo, es buscar puntos y lo que gusta al público son los contraataques, las rachas anotadoras, etc… y que nosotros permitamos eso, es una vergüenza y no favorece para nada nuestro deporte.

apa citas de web

¿Por qué la falta del vago?

Porque normalmente esa falta la hace el que menos defiende, el que menos le gusta correr para atrás o la estrella del equipo, que todos sabemos que nunca se cargará de faltas. El jugador aprovecha esos primeros minutos antes del bonus para hacer la falta y negar el esfuerzo, tiene excusa, le hemos dado excusa para hacerlo. Y claro esta, quien hace la falta táctica, en la siguiente defensa no lo esperes para defender correctamente y de forma agresiva, sabe que dos faltas seguidas significa banquillo, lo más normal es que el suyo si lo ataca le haga canasta seguro.

Otra consecuencia de hacer esas faltas pronto en un cuarto es que llegas rápido al famoso bonus. Entonces, en ese momento tienes que defender menos agresivo porque cada contacto son dos tiros libres. Es decir, a ver si me aclaro… resulta que por no correr y hacer un balance en condiciones para poder evitar un supuesto basquet fácil (digo supuesto porque todo el mundo da por hecho que cada contraataque que se para con falta va a terminar en canasta) luego nos pasamos minutos y minutos que no podemos defender agresivos porque sino nos trituran a tiros libres. No me convence la idea, no me cuadra. Y claro esta, la culpa es del arbitro que nos pita muchas faltas… ¡¡¡Árbitro, mira cuantas faltas llevamos nosotros y cuantas ellos!!! o de los jugadores con eso tan típico de señalar la bandera al jugador que hace la falta como diciendo… ¡¡¡No ves que tenemos bandera, ahora son dos tiros para ellos!!! 

Conclusión (la mía), yo sancionaría esas faltas como antideportiva, pero sin dudarlo. Esas faltas donde el jugador antes de hacerla ya esta levantando el brazo reconociendo que hace la falta, dos tiros y banda… ¿Desde cuando un jugador reconoce una falta? más claro el agua.

http://www.ivanfaure.com/numeros-de-mujeres-solteras-marcos-paz/

Evidentemente yo estoy equivocado, porque no permito estas faltas en mis equipos, y la tendencia hoy en día es hacer esas faltas, se entrenan durante la semana. Me gusta trabajar el balance, me gusta que la gente que falle no haga la faltita de la frustración y baje rápido a defender pensando en el grupo y no en su fallo. Me encanta el contraataque, soy amante del juego rápido y no me gustan los partidos donde se para cada dos por tres por faltas en medio campo por pereza y no me gusta asistir los últimos 5-6 minutos de cada cuarto a un festival de tiros libres por parte de los dos equipos por llegar pronto al bonus. O lo que es peor, ver a los árbitros que dejan de pitar, lo fácil que fue para ellos pitar esas falta en medio campo con el brazo levantado y lo difícil que pasa a ser que piten contactos que evitan canastas por saber que esa falta a pitar son dos tiros libres y eso supone un partido más largo.

Esto es cosa nuestra, yo apuesto por el espectáculo, aunque supuestamente (esta por demostrar) encaje más puntos, pero me gusta no tener que cambiar gente por faltas acumuladas en medio campo o cambiar porque ya ves que defienden menos de lo que deberían defender porque el jugador en su cabeza tiene las faltas que lleva y sabe cuando toca cambio. Soy de la vieja escuela, el que no haga balance, al banquillo…

“Nos vemos en el camino