Qué ver y hacer en Irán. Visitar Irán en 15 días.

Información práctica para visitar Irán

aplicaciones para conocer extranjeros gratis

VER LA GALERÍA DE FOTOS DEL DÍA A DÍA EN LAS CALLES DE IRÁN EN BLANCO Y NEGRO

– Ruta por Irán: Teheran, Qom, Kashan, Abyaneh, Isfahan, Yazd, Shiraz y Teheran

DSC_5145

– Visado: Ahora ya se puede hacer en el aeropuerto. Yo llegué por Teheran y no tuve ningún problema para hacerlo al momento. Solo me pidieron una carta de invitación (sirve con presentar la reserva de un hotel aunque no vayas a dormir ahí) y un seguro de viajes internacional que ya había traído. Resumiendo, lo que recomiendo llevar es fotos de carnet, seguro de viajes internacional, reserva de hotel y pasaporte en vigor. En este último caso, seguí recomendaciones y lo renové antes de ir porque tenía sellos de 5 continentes, otros países musulmanes, Estados Unidos, etc… y para evitar el más mínimo problema opté por llevar uno nuevo.

– Moneda: He cambiado siempre a 42.000 rials por un euro. Ellos funcionan con tomanes, ejemplo, si os dicen 4000 tomanes quieren decir 40000 rials.

DSC_3832
Este fajo de billetes es el equivalente a 150 euros

– Cajeros automáticos: No existen para el turista por lo que hay que llevar todo el dinero en metálico desde casa. Yo lo llevaba repartido siempre en dos monederos, mitad en cada uno.

– Vacunas: No son necesarias

– Seguridad: Posiblemente el país más seguro en el que he estado, te despreocupas de todo porque sabes que no te va a pasar nada

– Vestimenta: La mujer no puede mostrar el pelo, los tobillos y tiene que llevar algo por encima del pantalón que llegue casi a las rodillas. En cuanto al hombre en principio no hay ninguna norma, era invierno, no sé en verano.

– Vuelos internos: El gobierno marca los precios, hay mil opciones cada día y se pueden reservar un par de días antes y yo diría que casi el mismo día.

– Vuelo a Irán: Me apetecía hacer escala en Doha y opté por Qatar Airways que es una de las opciones para ir de Europa a Irán, el precio estuvo por algo más de 300 euros.

 

DIARIO DEL VIAJE POR IRÁN

 

DÍA 1    BARCELONA – DOHA    18 de diciembre 2016

DÍA 2    DOHA    19 de diciembre 2016

Artículo con toda la información y las fotos de la visita a DOHA

Una locura, 50 horas desde que me levanté de la cama hasta que volví a estirarme en una. La cronología es esta:

– Domingo 7 de la mañana me levanto, hago maleta y 1:30 de metro hasta el club.
– Domingo 12 de la mañana dirijo el primer partido
– Domingo 16h dirijo el segundo
– Domingo 18h en metro al aeropuerto
– Domingo 21:30h vuelo a Doha (6 horas)
– Lunes 6 de la mañana aterrizo en Doha (cambio horario)
– Lunes de 7 a 19h recorrer de punta a punta la ciudad de Doha
– Lunes de 19h hasta la 1 de la madrugada, hago tiempo en el aeropuerto
– Martes 1 de la madrugada sale el vuelo a Teheran
– Martes 3 de la madrugada aterriza el vuelo en Irán
– Martes de 3 a 5 en el aeropuerto, visa, cambio de moneda, decidir en que ciudad dormir
– Martes 5 de la mañana taxi a la terminal de autobuses de Teheran
– Martes 6 de la mañana sale el bus a Qom, destino elegido
– Martes 8 de la mañana llega el bus a Qom.
– Martes 9 de la mañana, tras otro taxi hasta la ciudad me quedo en el primer hotel que pregunto
– Martes 9:30 de la mañana, me tumbo en la cama por fin, aunque solo dos horas que hay que ver la ciudad y oscurece a las 17 horas.

 

DÍA 3    QOM    20 de diciembre de 2016

Una de las cosas que más me impresiona siempre de llegar a un destino, es el momento en el que te ves en medio de toda esa rutina de la gente del lugar en la que irrumpes por unas horas. En Irán, esta situación ha sido muy emocionante. Ya el primer día, intenso primer día.

Tenía la referencia de un hotel pero el taxista (al taxi me ha invitado un profesor de la Universidad pero creo que cuesta unos 10000-12000 rials por los 3 kilómetros que hay de la estación al pueblo) me ha dejado enfrente de la Mezquita de Fatima y en ese mismo callejón hay varios hotelitos. Me instalo en el primero que pregunto, Kowsar Hotel. Tras esto, no aguanto más después de 50 horas sin pisar una cama y me estiro un par de horas para cargar pilas.

Tengo ganas de salir a callejear cámara en mano, el impacto es fuerte, de golpe y porrazo estás en uno de los lugares más fuertes a nivel religioso del mundo, y se te pone la piel de gallina cuando piensas que estás en uno de esos lugares soñados muchas veces. Callejeo por el centro de la ciudad visitando el Mousoleo de Fatima, la Mezquita de Jamkaran, Seminario de Feiziyeh y el bazar de la ciudad, todo esta junto así que es cuestión de pasear y dejarse llevar.

Para visitar el Mausoleo de Fatima ha sido un caso extraño, primero he entrado siguiendo una multitud que iba de entierro y no me han hecho caso, ya por la tarde, voy otra vez pero aquí ya he tenido problemas, en cada entrada hay seguridad, te cachean y yo al ser turista me han llevado aparte hasta que ha llegado un chico que me ha hecho de guía, parece ser que por libre no puedes entrar. Tras dos horas intento entrar por otra puerta, pero como llevo mochila me ponen pegas, voy al hotel la dejo y regreso con el mismo hombre que ahora me deja pasar pero también quiere hacerme de guía y explicarme todo otra vez, como puedo y con buenas maneras y muchas sonrisas consigo quedarme un rato solo, pero solo por la parte central y me controlan de lejos.

Desayuno, como y ceno en la calle, picoteando de las cosas que venden en las mini tiendas. Una somoza, un hot dog y una especie de pizza en forma de cono, todo me cuesta 50.000 rials (poco más de un euro).

Cómo llegar a Qom: Desde el aeropuerto de Teheran ir en taxi a la estación de autobuses (500.000 rials) y coger un bus a Qom (70000 rials y una hora y media de camino). Una vez en Qom, te dejan a las afueras y tomar un taxi al centro (10000 rials).

Donde dormir en Qom: Hotel Kowsar por 400.000 rials (unos 10 euros), se encuentra en un callejón justo enfrente del Mousoleo de Fatima. En esa misma calle hay 4-5 hoteles más del estilo.

DSC_3582
Habitación del hotel en Qom, sencilla pero suficiente, el baño esta detrás

 

Qué ver en Qom en fotos:

DSC_3612 copia
Camino al Mausoleo de Fatima
DSC_3630-2 copia
Funeral en el Mausoleo de Fatima
DSC_3633-2
El mismo funeral, las mujeres tienen que estar detrás
DSC_3659 copia2
Este niño también asistió al funeral
DSC_3677-2 copia2
Una de las tiendas del bazar
DSC_3690 copia2
Vendedor en el bazar de Qom
DSC_3697-2-2 copia
Entrar en alguna de las pequeñas mezquitas que hay por la ciudad y asistir a la oración
DSC_3713-3 copia
El Mausoleo de Fatima por la noche
DSC_3716 copia
Por la noche me obligaron a entrar con guía, el es Ali, un voluntario que te enseña y explica todo sobre el complejo de Fatima
DSC_3757-2 copia
Ya a punto de salir, empezó a nevar y es espectacular

Cosas:

– No hay papel ni toalla en el hotel.
– No llevar mochila a Fatima porque hay que dejarla fuera.
– En todas las mezquitas tienen surtidores de agua.
– El tema de cruzar una carretera es al más puro estilo asiático, vez cruzando y a pasar entre coches.
– Todo esta en árabe y no se entiende nada, ni letras ni números.

DSC_3740
Mi primera cena en Irán, un cono pizza que iba de maravilla con el frío que hacía

 

DÍA 4    KASHAN    21 de diciembre de 2016

Bien pronto me he levantado en Qom, a las 6 de la mañana en pie para ir en busca del bus a Kashan. Primero toca luchar por un taxi que por 30000 rials me ha acercado a la rotonda que hay fuera de la ciudad donde pasan los buses, no es estación pero como si lo fuera. Tras unos minutos pasa el bus a Kashan y toca “pelearse” un poco por entrar, dejar salir, etc… Por 75000 rials (menos de 2 euros) ya estoy en el trayecto de hora y media hasta el nuevo destino, en el bus te dan un mini almuerzo, sufiente para mi.

Una vez en Kashan, otra vez en busca de un taxi que me acerque al centro de la ciudad. En este caso la referencia es la Mezquita Agba Bouzarg. Tras unos minutos encuentro el Nogli House, una casa antigua hecha hotel, peculiar, algo caro por una habitación doble con baño pero prefiero comodidad. 

Dejar las cosas y a callejear, primero a ver las casas antiguas tan famosas. Entro en la primera la de Borujerdis por 150.000 rials, pero visto una ya no entraré a otras. Al salir voy en busca de un techo donde subir y termino en el Sultan Amir Ahmad Bath, bastante interesante por dentro y también en el techo, otra vez por 150.000 rials. Después callejear hasta el bazar, no muy interesante, tranquilito. Dentro rebuscando encuentras el Caravanserai (lugar donde antiguamente paraban las caravanas que recorrían la ruta de la seda) y el resto es dar vueltas como siempre en el bazar. A la 1 cierran así que de vuelta al hotel para descansar, comer algo que tienen preparado (arroz con verduras) por 200.000 (unos 5 euros) y luego a pasar la tarde de fotografía por las calles de adobe, el bazar de noche, etc…

Cómo llegar a Kashan: Taxi del centro de Qom (por 30000 rials) a la rotonda donde pasan los buses para Kashan (preguntando todo el mundo lo sabe) y esperar al bus que cuesta 75000 rials (menos de 2 euros) por este trayecto de algo más de una hora.

Donde dormir en Kashan: Nogli House, (1000000 rials / 23 euros) es una de los hoteles que hay en una casa histórica. Perfecto para parar en esta ciudad, buena atmósfera y buen comedor para entablar conversaciones con otros viajeros.

DSC_3759
Habitación del hotel en Kashan
DSC_4035
Desayuno bufet en el hotel Nogli de Kashan

 

Qué ver en Kashan en fotos:

DSC_3764
Interior de la casa antigua de Borujerdis
DSC_3789
En la terraza del Sultan Amir Ahmad Bath
DSC_3794
Una de las salas interiores del Sultan Amir Ahmad Bath
DSC_3797
Otra de las salas del Sultan Amir Ahmad Bath
DSC_3819
El caravanserai dentro del bazar de Kashan
DSC_3972
Una de las muchas tiendas de espejos recargados que hay en los bazares
DSC_3803-2 copia
Detalle en una calle del centro
DSC_3824 copia
Carnicería dentro del bazar
DSC_3850-2 copia
Reflejo en las calles de la parte vieja de Kashan al aterdecer
DSC_3916 copia
Un vendedor de origen afgano cerca del bazar
DSC_3944-2 copia
No sé ni el nombre de esta mezquita en la que me invitaron a pasar
DSC_3949-2 copia
Las mezquitas tienen parte para mujeres y otras para hombres
DSC_3989-2-2 copia
Vendedores con aire retro en el bazar de Kashan
DSC_3993 copia
Conocí esta chica callejeando el bazar, no son habituales estos ojos azules

 

DÍA 5    ABYANEH    22 de diciembre de 2016

Si algo tenía claro antes de venir a Irán era que en esta pequeña aldea quería pasar una noche, ¿motivo? siempre es bueno cambiar rutina y aunque sea turístico no tiene el bullicio ni se basa en Mezquitas y más Mezquitas. Al llegar me he sentido raro y he pensado si estaba haciendo bien o no, pero tras salir a pasear, bajar el ritmo, charlar con la poca gente que hay, etc… ya he entendido porque he venido.

Día con calma, me he despertado pronto, sobre las 7 y a las 8 he bajado a desayunar, un muy buen desayuno a base de lentejas, pan iraní, queso, huevo y una especie de turrón a modo todo de buffet libre. En el desayuno típico encuentro con todos los guiris del hotel y charla de más de una hora.

Encargo el taxi en recepción y me pasan a buscar por la puerta para llevarme de Kashan a Abyaneh (unos 80 kilómetros y sobre una horita de viaje). La carretera muy recta y aburrida, el paisaje desértico con grandes montañas nevadas al fondo. Se pasa por varios campamentos militares, esto es Irán y aquí eso es prioritario para el gobierno. Llego a Abyaneh, hay mucha nieve y todo esta resbaladizo, así que si quería calma con más motivo toca pasear poco a poco. Intento buscar alojamiento en alguna casa pero esta semi desértico, desde ahora hasta marzo tienen prácticamente todo cerrado. Tras buscar un poco solo hay dos opciones, hotel a la entrada del pueblo o hotel a la salida del pueblo y elijo este último. Es un pedazo de hotel que no cuadra con el pueblo, pero no hay más opción, esta de lujo y con desayuno incluido.

Rutina de siempre, llegar, dejar cosas y salir a callejear, el día es fantástico, con un sol radiante que da calidez a las paredes de adobe tan típicas del lugar. El pueblo esta vacío, apenas 5-6 mujeres con el característico chador colorido de este pueblo, 4 ancianos más y ya esta, paseo solo casi todo el día. Lo primero que hago es subir al castillo que hay en la montaña de enfrente para observar el pueblo en panorámica, y me quedo un buen rato solo y tranquilo, super relajante.

DSC_4074
La mejor vista, subir andando hasta el castillo para ver Abyaneh en panorámica

Callejeo, bromas y fotos a los locales y poco más porque el sol se esconde a las 3 pasadas tras las montañas, baja la temperatura y el pueblo pasa a ser fantasma, así que de subida al hotel y ya toca tarde de relax en el hotel, cenita pronto (kebab con arroz) y luego a la habitación a ver una peli.

Cómo llegar a Abyaneh: Taxi encargado por la recepción del hotel que cubre los 80 kilómetros por 600.000 rials / 12-13 euros. Más o menos una hora, casi todo por autopista menos los 22 últimos kilómetros.

Dónde dormir en Abyaneh: Hotel Abyaneh, (1000000 rials / 23 euros) es uno de los dos hoteles que hay en el pueblo. Sé puede dormir en algunas casa donde la gente alquila habitaciones pero como de diciembre a marzo es temporada baja no tuve esa opción.

DSC_4036
Habitación del Hotel Abyaneh
DSC_4037
Vistas desde la ventana de mi habitación
DSC_4125
Gran recibimiento en este hotel

 

Qué ver en Abyaneh en fotos:

polar. després de medir copia
Vista panorámica de Abyaneh desde el castillo o lo que queda de él
DSC_4097
Colores de Abyaneh al atardecer
DSC_4112
En invierno la vida de los pocos habitantes de Abyaneh es muy tranquila
DSC_4091-2 copia
Calles de Abyaneh
DSC_4101-2-2 copia
El típico chador que usan las mujeres de este pueblo

Cosas:

– Taxi de Kashan a Abyaneh 600.000 rials, una hora de camino por autopista menos los últimos 22 kilómetros
– Tasa por entrar al pueblo, 5.000 rials (un euro)
– Cena en el hotel, 180.000 rials (4-5 euros)

DSC_4127
Kebab de pollo y un poco de arroz para cenar

 

DÍA 6    ISFAHAN    23 de diciembre de 2016

Desayuno pronto en el Hotel Abyaneh, un desayuno más que básico, es temporada baja y no sé complican la vida para nada. Tras esto, pido que venga un taxi para llevarme al siguiente destino que es Natanz porque de ahí me han dicho que hay bus a Isfahan y es la forma más económica de ir.

Abbas, un taxista que lo da todo en simpatía y buenos intentos de expresar sus ideas con 4 palabras de inglés, es un buen chófer, conduce tranquilo y me lleva a Natanz en 45 minutos. Aquí pregunto por el bus pero hoy es viernes y no hay otra que tirar de taxi. Me toca el taxista suicida, no había visto algo así, super agresivo, llevando el coche siempre a 4-5000 vueltas, por la autopista (por suerte desértica) ha hecho de todo. Fumar con una mano y comer pipas con la otra, teléfono en una mano, mando
de la radio en otra mientras comía dulces, una locura y todo esto a 120 y porque le he pedido que afloje. El me deja a las afueras de Isfahan y con ayuda de un muchacho de una tienda consigo taxi al hotel.

Buen hotel, pero curioso, sin querer he rebajado el precio a la mitad, se nota que es temporada baja. Salgo a callejear muy cansado, voy picando porquerías para matar el hambre, veo la plaza del Imán, centro de la ciudad y dicen que centro del mundo Persa y de vuelta al hotel a medio día para descansar una horita y volver a salir para intentar ver algo y hacer fotos, pero hoy no toca, hoy es día de descanso mental y físico, tanto que a las 9 de la noche me quedo frito.

Cómo llegar a Isfahan: Intenté una combinación que me recomendaron para abaratar gastos, que era taxi de Abyaneh a Natanz y bus de ahí a Isfahan, pero al ser viernes me encontré que en Natanz solo podía tomar un taxi. 

– Taxi Abyaneh a Natanz 260.000 rials
– Taxi Natanz a Isfahan 500.000 rials (12-13 euros)
– Taxi fuera de Isfahan al hotel 100.000 (unos 2,5 euros)

Dónde dormir en Isfahan: Hotel Sapahan, 800.000 rials (19 euros) lo curioso es que el primer precio fue 1.600.000 pero sin regatear ni intención me lo dejaron a ese precio, simplemente le dije que para mi era mucho, que viajaba solo y no podía pagar tanto por una habitación y eso fue todo, lo dicho, temporada baja. Desayuno buffet incluido, BBC en la tele, baño occidental perfecto, calefacción regulable que es importante y wifi en la habitación.

DSC_4180
Habitación del hotel en Isfahan

Qué ver en Isfahan en fotos:

DSC_4129
Plaza del Imán con la Mezquita de Lotfallah de fondo
DSC_4132
La “piscina” en el centro del plaza del Imán
DSC_4133
Otra vista del centro de la plaza del Imán
DSC_4415
Azadegan Tea House, un bar muy escondido en una callejuela al noreste de la plaza del Imán
DSC_4422
Una de las muchas vitrinas del bazar de Isfahan
DSC_4160-2 copia
Bazar de Isfahan
DSC_4185 copia
Calle de los oficios (llamada así por mi) que conecta con la plaza del Imán por el sur
DSC_4192-2 copia
Partida de cartas en un descanso en la calle de los oficios
DSC_4242-2 copia
Mezquita de Lotfallah por la noche
DSC_4275 copia
Entrada a la Mezquita de los Viernes en la Plaza del Imán
DSC_4299 copia
Alrededores de la Mezquita Ali junto a la calle Haroonieh
DSC_4315-2 copia
La parte cercana a la calle Haroonieh tiene mucha vida
DSC_4339-22
Detalle en el bazar de Isfahan
DSC_4340 copia
Interior de la Mezquita de Lotfallah por la mañana
DSC_4350-2 copia
Joven recepcionista en una agencia de viajes

Cosas:

– A la mezquita del Imán se puede entrar gratis una vez suena la llamada a la oración, antes toca pagar 200.000, yo entre por la noche para ver que tal, y ya tengo claro que me basta entrar de noche.
– Utilizan mucho plástico para todo, demasiado.
– Por la tarde-noche el movimiento en la plaza es genial, parejas, familias de picnic, grupos de amigos, todo el mundo haciéndose fotos, paseando, etc…
– Aquí las mujeres se cubren muy testimonialmente el pelo, se ponen el chador en la coleta y queda más de media cabeza al descubierto, no creo que quede mucho en llegar el no llevar nada.
– Hay mucho fast food a la iraní, son mini locales, por norma con solo una o dos mesas, por más que quieran la influencia yanki empieza a llegar.

DSC_4201
Multitud de fast food como este por todo Irán

 

DÍA 7    ISFAHAN    24 de diciembre de 2016

Hay días que el cuerpo tira hay otros que no, hay días que la mente tira y hay otros que no. Hoy ha sido un día pausado, sin mucha energía, de pasear, sentarme en cualquier rincón, pensar, meditar a mi manera, darle vueltas a las cosas, observar el comportamiento de la sociedad iraní y descansar.

Buen desayuno buffet, sin mucha variedad pero aceptable y tras esto, a caminar en busca del barrio armenio. Para llegar hay que cruzar el río (por llamarlo de alguna forma porque no tiene ni gota de agua) por uno de sus puentes, un palizón andando para nada, porque el que recomiendan barrio armenio no tiene nada de nada, incluso la plaza Jolfa que es el centro parece el patio de un colegio, pequeño y sin nada de interés, cero fotos en esta visita.

Taxi tartana a la vuelta con un abuelete simpático que pasa los 70 de largo, menudo viaje, no me extraña que todos los coches estén marcados por los laterales y no se vea ningún coche nuevo, es imposible de la forma que conducen. Todo son incorporaciones sin mirar, sin intermitente, al bulto, no hay carriles, de vez en cuando las motos vienen en contra dirección, los peatones pasan por donde pueden porque nadie para para ellos, solo en el paseo de esta mañana he visto 3 accidentes. El taxista me deja en el bazar, tampoco es un bazar espectacular, es grande, muy grande pero no tiene esa cosa especial de otros lugares. Como he empezado por el final del bazar el mismo camino me lleva a la Plaza del Imán y de ahí a descansar las piernas al hotel.

Por la tarde, visitar otra vez el bazar, el bar Azadegean, un cuchitril famoso, super escondido donde se puede fumar (sino soportas el humo como es mi caso, mejor no entres) y pasar el rato, no es para mi ese ambiente cargado. Como no tengo nada que ver me voy a la plaza a hacer fotos de larga exposición y poco más, picar algo para comer, visitar la Mezquita del Imán después de la llamada que es gratis y de vuelta al hotel a descansar.

Cosas:

– Taxi barrio armenio al final del Bazar, 70.000 (euro y medio)
– Hay unos pistachos carisimos pero muy buenos, sabor a limón o lima, no lo sé, pegajosos y difíciles de comer pero vician
– Esta todo super limpio, no hay papeles en el suelo, todo viejo, pero muy limpio
– Apenas se ve policia, se ven más militares de paseo en su tiempo libre que polis
– En la plaza del Imán esta lleno de hombres que van dando vueltas en busca de turistas para charlar, cansinos y a veces no sabes ni que quieren pero los ves dando vueltas al acecho de otros turistas.

 

DÍA 8    ISFAHAN    25 de diciembre de 2016

Desayuno con vistas a la Mezquita del Imán como siempre, a las 7 ya estoy en el comedor y me relajo hasta las 8, me gusta este tiempo de pausa. Primera parada visitar la calle Haroonieh, esta al final del todo del Bazar y son callejuelas de adobe donde el día despierta en los pequeños negocios y el movimiento acelerado tan típico de primera hora de la mañana hace una bonita mezcla a observar. Bajo por el bazar hasta la Plaza y hago la visita a la Mezquita de Lotfallah, muy recomendable ir a primera hora que es cuando los rayos del sol entran en la cúpula y lo hace más atractivo. La visita en si puede durar 5 minutos, se trata de la cúpula y luego abajo otra sala sin mucho encanto, pero recomiendo sentarse un ratito en la cúpula y desconectar del mundo.

DSC_4288
Desayunando en el restaurante del hotel

Después de esto, toca descansar un par de horas en el hotel aprovechando el medio día. Lo primero que hago al salir es encargar billete de bus para mañana a Yazd y comprar el billete de avión de Shiraz a Teheran para el día 31, lo compro en la agencia que hay justo enfrente del hotel. Por la tarde toca seguir paseando por la Plaza, el Bazar, cambiar dinero, comer algo, encontrarme con un iraní de Vigo que le encanta hablar y con el que doy un paseo largo y luego tomamos un te en su almacén. Aprovecho para ponerme al día de las curiosidades que van saliendo durante este viaje. Entre otras cosas confirma que el 85% de la gente no quiere estar atado a la religión, lo hace por miedo, que las chicas cada vez tienen más libertad, que las parejas ahora son por amor, que si no llevas el chador la policía te multa, que los que llevan el gorrito blanco son los de la iglesia y que por lo tanto son los que tienen el poder y viven como reyes, que el nuevo presidente tiene buenas ideas y poco a poco el país irá para adelante en tener algo más de libertad, que la gente tiene dinero, que las mujeres en público no fuman y no pueden enseñar los tobillos ni el pelo, etc… Muy interesante esta encuentro inesperado.

Cosas:

– Avión Shiraz-Teheran 1.550.000 rials (unos 35 euros) precio marcado por el gobierno
– Helados tipo conos de la plaza, 20.000 rials (40 céntimos de euro)
– Hoy he gastado en comer menos de 2 euros, con el desayuno y luego picar algo es suficiente
– Genial sentarse en la plaza a observar a la gente, es como adictivo, quieres estar mirando a ver que pasa
– Entrada a la Mezquita de Lotfallah, 200.000 rials
– Entrada a la Mezquita del Imán, 200.000 rials (después de la llamada a la oración de la tarde es gratis)
– Entrada al Palacio Menan Jombar, 200.000 rials
– Entrada al Palacio de las 40 columnas, 200.000 rials

 

DÍA 9    YAZD    26 de diciembre de 2016

Día pesado y sin mucha historia, mi bus sale a las 10:30 de Kave y desayuno tranquilamente y luego en taxi voy para la estación, llego con una hora de antelación, así que hago tiempo y luego al bus. Horrible viaje, muchísimo calor, he acabado sudando solo con una camiseta, 5 horas sin parar ni para ir al baño, apretado e incómodo. El bus deja en la estación a las afueras y toca como siempre taxi, le digo el Orient Hotel y directo. Dejo las cosas rápido y a callejear un poco antes que se esconda el sol pero estoy atontado por el día. Ya de noche a cenar en la terraza del hotel, un lugar perfecto para conocer gente, una atmósfera buenísima.

DSC_5145
Callejeando al aterdecer por Yazd

Y este ha sido el día, me he equivocado al viajar tan tarde, aconsejo viajar a las 8 para llegar sobre la 13h a Yazd y aprovechar mejor el día, sino parece un día perdido.

Cómo llegar a Yazd: Bus Isfahan a Yazd, 150.000 rials (3,5 euros), incómodo, te dan un bizcochito, una galleta y un zumo de tentenpie, compañia ADL. Taxi estación Yazd al centro, 100.000 rials (2 euros y poco) casi lo mismo que por cinco horas de bus pero no queda otra, bueno sí, hay bus hasta la ciudad, pero llegas tan cansado que por un euro más no merece la pena.

Dónde dormir en Yazd: Orient Hotel,  22 dólares (unos 20 euros), muy recomendable por todo, genial la pareja de recepción y la gente del restaurante y como digo, para viajeros es perfecto como concepto de hotel para conocer gente, habitación grande, cama de matrimonio, chimenea aritificial a gas, calefacción y baño enorme, no wifi en la habitación.

DSC_4805
Vistas desde el comedor del hotel

 

Qué ver en Yazd en fotos:

DSC_4479
Zurkhane, casa de fuerza de la gimnasia tradicional iraní, con música y todo
DSC_4508
Uno de los cientos de callejones de la parte antigua de Yazd
DSC_4722
Otra calle entre casas de adobe
DSC_4731
Los niños juegan tranquilamente solos por la calle
DSC_4844
No sé exactamente que es, en la parte vieja de Yazd
DSC_4501 copia
La bici más utilizada en Irán, son peculiares y modelo antiguo
DSC_4528-2 copia
Trabajando el adobe para construir casas
DSC_4641-2
El Imán dirigiendo la oración
DSC_4556 copia
Sobre todo la gente mayor lleva durante horas este “rosario” en la mano
DSC_4578-2 copia
Esta pequeña imita a los mayores mientras rezan
DSC_4614-2 copia
Y sigue esperando pacientemente que terminen la oración
DSC_4654-2 copia
Otro niño rezando
DSC_4682 copia
Y sigue esperando pacientemente
DSC_4713 copia
Fatima es una joven y simpática recepcionista de hotel
DSC_4769 copia
Retrato de una niña jugando en los columpios
DSC_4792-2-5
Complejo Amir Chackmaq de noche
DSC_4841-2 copia
Callejear por la mañana bien pronto tiene estos detalles
DSC_5111-2 copia
La Mezquita Jame por la noche

 

DÍA 10    YAZD    27 de diciembre de 2016

Para no perder la costumbre no tengo ganas de entrar a los sitios, todo tiene ticket y aunque sea poco, me quita la poca motivación que tengo por tanto templo cerrado. Así que callejeo, conozco a tres chicas iraníes que van con una cámara de fotos, charlo con ellas, buen rollo, nos despedimos a los 10 minutos y un par de horas más tarde paseando por la Old City me llaman y me invitan a un te en el bar que estaban descansando. También genial porque no pensaba tener este feeling con las mujeres del país. La nueva generación tiene muchas ganas de expresarse, de ser libre, de ser ellos mismos y empujan fuerte a su manera y tarde o temprano llegará su  momento, sin duda.

Cosas:

– Entrada al Fire Temple 80.000 rials (no entré).
– Piden por la excursión a Kharanack, Chak Chak y Meybod entre 1.500.000 y 2 millones de rials. A mi hoy me han dicho 20 dólares por llevarme solo a Kharanak, un par de horas y regresar.
– Helados a 10000 rials (25 céntimos de euro) el paraíso.
– He cenado falafels por 70.000 rials (euro y medio).

 

DÍA 11    YAZD    28 de diciembre de 2016

El día empieza madrugando, quiero aprovechar para hacer cosas. Desayuno rápido y a la calle, pero en Irán hay un problema, la vida empieza tarde y callejeo por la ciudad vieja pero esta vacía, solo me encuentro un funeral y poco más. Así que de vuelta al hotel y descanso media horita antes de hacer la maleta y el check out. Vuelvo a salir a callejear y decido coger un taxi para visitar Kharanak, en total son 4 horas, dos de viaje y dos allí. Esta bien pero no mata, pero eso sí, da “yuyu” al principio porque estoy solo en la ciudad fantasma y esta lleno de callejuelas con agujeros negros y da respeto. Bajo a ver los trabajadores de los campos de zanahorias y de regreso a Yazd que el viento molesta muchísimo, tanto que a la vuelta hemos pillado una tormenta de arena terrible durante unos kilómetros, por momentos ha tenido que parar, pero luego ya ha pasado todo.

DSC_4861
En el taxi camino de Kharanaq
DSC_4874
Entrada a Kharanaq
DSC_4883 (2)
Vista desde uno de los muchos tejados donde se puede subir
DSC_4886
Puertas sin puertas
DSC_4896
Una campesina descansa frente a Kharanaq
DSC_4974
Kharanaq esta rodeado de campos de zanahorias
DSC_4980
Vista de Kharanaq
DSC_4940 copia
Un campesino cargando kilos de zanahorias

Hoy toca bus nocturno de Yazd a Shiraz, sale a media noche y llega sobre las 6 de la mañana.

Cosas:

– Entrada a Jame Mosque, 80.000 rials pero se puede entrar gratis si la rodeas por la derecha.
– Taxi a Kharanak, 850.000 rials (20 euros ida y vuelta).
– Bus VIP de Yazd a Shiraz, 360.000 rials, es el nocturno de tres filas.

 

DÍA 12    SHIRAZ    29 de diciembre de 2016

Ya empieza a ser habitual que me pare la policía de un país musulmán. Esta vez, estaba haciendo fotos en la calle, al tráfico y me llegaron dos policías de paisano y me han registrado de arriba abajo, me han hecho borrar varias fotos (las RAW, las JPEG no se ven y por lo tanto tengo la copia) y han empezado a mirar el móvil hasta que me he cabreado y les he dicho que ya vale, que eso es personal, son las fotos de mi familia y no tienen que verlas. Como siempre el abuso de las autoridades es asqueroso, creen que pueden hacer lo que quieran.

Como era de esperar he dormido poco en el bus VIP de Yazd a Shiraz, por suerte ha llegado rápido y a las 5 pasadas ya estoy en Shiraz. Toca taxi hasta el centro (aunque se puede ir andando, son 20-30 minutos) y por primera vez he mirado diferentes
hoteles, 10 o 12 hasta encontrar algo que me gustará o viera que era lo que quiero para dos noches y he terminado en un apartamento de 50 metros, algo muy raro pero por unos euros más tengo esto y no un cuchitril.

Me instalo y salgo a callejear pero muy atontado y como siempre en Irán, la vida empieza tarde, hasta las 10 no hay movimiento y me voy a estirar un par de horas para salir ya por la tarde. Salgo después y camino por el centro y poco más, estoy cansado así que callejeo sin rumbo toda la tarde, hago algunas fotos, ceno una especie de hot dog a la iraniana, cambio dinero y al hotel a dormir que estoy ko.

Cómo llegar a Shiraz: Taxi de Yazd a la estación de autobuses, 100000 rials / 2,5 euros. Bus VIP nocturno de Yazd a Shiraz 360000 rials / 8-9 euros.

Dónde dormir en Shiraz: Hotel Parmis (apartamento de 50 metros) 1.100.000 rials (25 euros), un lujo, con desayuno, wifi y muy céntrico, perfecto.

DSC_5150
Apartamento de Shiraz

Qué ver en Shiraz en fotos:

DSC_5190-2 copia
Sombras al atardecer en la Citadel de Shiraz
DSC_5204-2 copia
Retrato de un hombre afgano junto a la Citadel
DSC_5154
A cualquier hora del día hay movimiento en la Citadel
DSC_5172
Una mezquita de la que no recuerdo el nombre ni como llegué pero era bonita
DSC_5229
Más fotos de la Citadel
DSC_5230
Bazar de Shiraz
DSC_5454
Detalle en el bazar de Shiraz
DSC_5250
La mequita Nasir Al Mulk
DSC_5303 copia
La mezquita Nasir Al Mulk por dentro
DSC_5311 copia
A primera hora de la mañana la mezquita se ilumina con los reflejos
DSC_5326-2 copia
Una aparición en Nasir Al Mulk
DSC_5421
Una mezquita cerca de la tumba de Hafez, busqué el nombre pero no hubo manera
DSC_5391-2 copia
Interior de la Mezquita Shah Cheragh
DSC_5403-3 copia
Un hombre besa la puerta antes de entrar a rezar
DSC_5411 copia
Madre e hija rezan en la Mezquita Shah Cheragh
DSC_5414-2 copia
Esta chica aporvecha un rincón sin gente dentro de la Mezquita Shah Cheragh
DSC_5471 copia
Una joven guía que acompaña a grupos españoles

Cosas:

– Hot dog a la iraniana 20.000 rials (50 céntimos).
– Muchísima gente operada de la nariz, parece que es una moda.
– A la tarde hay mucho fervor, todo el mundo esta en la calle, es un no parar hasta las 8, a esa hora todos a casa y tiendas cerradas.

DÍA 13    SHIRAZ    30 de diciembre de 2016

Viaje tras viaje intento cumplir con un mínimo de piedras, por eso de… “ya que estoy aquí”, pero nada de nada, me entra una desgana exagerada. Hoy ha sido en Persepolis, lugar mítico para los persas y del que todos hablan maravillas, pues nada, piedras y más piedras para mi, sin ningún atractivo, hago 10 fotos en total creo y paso de quedarme al atardecer como era el plan, ¿para qué?me pregunto, para 2 fotos sin motivación, así que fuera.

Me levanto pronto para visitar la famosa mezquita de colores, Nasir al Monk y cual es mi sorpresa que todo y ser viernes, no haber nadie en la calle y pensar que estaría solo, entro y ya hay unas 30 personas en una sala que debe tener 100 metros cuadrado. Abren a las 7:30 y yo he llegado a las 7:45 y ya estaba lleno, difícil hacer fotos sin gente, toca paciencia y sobretodo con los orientales, que no entienden de respeto cuando quieren hacer una foto, es alucinante, los occidentales si que van mirando un poco pero ellos a lo suyo, lo primero son 25 fotos de ellos mismos en el lugar y luego ya miraran si molestan a alguien. La mezquita en si es espectacular
visualmente, pero yo pensaba que era más grande y es solo una salita. Gente y más gente, estoy 2 horas y tranquilamente han pasado más de 200 personas. Solo aguantamos un buen rato los que llevamos trípode, que significa que queremos hacer fotos hasta que se pueda.

Tras esta visita vuelvo al hotel a desayunar sobre las 10 de la mañana y después caminando a la estación Kashivar, que esta cruzando el rio, porque quiero ir por libre a Persepolis, paso de más taxis, quiero moverme como siempre. Llego y esta el mini bus que va a Marvdascht pero hasta que no se llena no sale y esto tarda media hora en pasar. Un trayecto de una horita hasta este pueblo y ahí a pelearse con mis amigos los taxistas para que me acerquen a la entrada de Persepolis. La he cagado de lleno, me doy cuenta al llegar, tenía que haber ido primero a lastumbas de Naqsh-e Rostam y luego aquí para regresar de un tiron a Shiraz. Mala decisión en la logística.

Visito Persepolis, hace un calor tremendo pese a ser invierno y como he dicho, visita rutinaria, hago el circuito, subo a los dos miradores, 4 fotos de recuerdo y fuera, el atardecer debe ser espectacular pero lo dejo para los que les guste este lugar. Decido regresar a Shiraz y no visitar las tumbas de Naqsh-e Rostam, porque si Persepolis era la bomba y lo otro es menor, ni ganas de taxi para allí, otra entrada, etc… prefiero regresar a Shiraz para visitar la Mezquita Shah Cheragh de noche.

DSC_5352
Persepolis
DSC_5359 copia
Detalle de Persepolis

Paso de los taxistas y voy andando por la larga recta que une Persepolis con el pueblo, hago dedo y para un hombre que me lleva hasta Marvdascht y me iba a cobrar 20000 rials pero al final no me cobra nada, tipo simpático. El mini bus a Shiraz esta a punto de llenarse que significa que en breve saldrá. Son tartanas que se cagan en las subidas de la autopista y parece que se van a desmontar de un momento a otro. Llego con sol todavía así que voy andando hasta la mezquita callejeando a toda prisa y cuando llego a una entrada me pasa igual que en Fatima, control de seguridad y como turista tengo que entrar con guía y un guardia de seguridad borde me dice que nada de fotos y tengo que dejar la mochila fuera. Voy a probar por otra puerta y en esta si que me dejan pasar pero con guía. El hombre muy amable pero muy calmado, voy haciendo 4 fotos en cada lugar mientras me explica todo. Hacemos toda la visita, tranquilamente una horita y me invita a la oficina, debe ser la rutina, para ofrecerme té, charlar, darme unos panfletos de porque seguir el islam y sus cosas buenas, etc…

Cosas:

– Mini bus Shiraz-Marvdascht 25.000 rials (60 céntimos)
– Taxi de Marvdascht a Persepolis 70.000 rials (1,50 euros)
– Entrada a Persepolis, 200.000 rials (5 euros)
– Taxi de vuelta gratis, a dedo
– Mini bus de vuelta a Shiraz 25.000 rials
– Entrada a Shah Cheragh gratis pero con guía
– Precio orientativo para hacer la excursión con taxi desde Shiraz, entre 25-30 euros sin entradas
– Taxi de Persepolis a las tumbas de Naqsh-e Rostam me pedian 100.000 rials
– En Persepolis no puedes entrar mochila porque unos coreanos robaron una piedra y desde entonces hay que entrar a pelo
– Hay agua gratis en Persepolis y en todas partes, mezquitas, plazas, etc…
– Entrada a Nasir al Monk, 150.000 rials (4 euros)
– Todas las entradas cuestan entre 150.000 y 200.000 por lo que ver todo lo importante puede salirte por 20-30 euros en entradas
– Viernes es el día libre, espectacular la cantidad de picnics en todas partes, es su pasatiempos el día festivo

 

DÍA 14    SHIRAZ-TEHERAN    31 de diciembre de 2016

Hoy termina el 2016, pero ni enterarme, si realmente quieres desconectar de la Navidad y todas sus celebraciones, ves a Irán y no te enterarás de nada.

Día completito. Me levanto pronto, desayuno y a la calle. Primero me acerco a la tumba de Hafez, otra vez el precio de la entrada me parece excesivo para lo que se ve desde fuera y decido pasar del tema y regreso caminando chino chano pasando por un parque, charlando con unos jubilados, luego entro en la Mezquita Ali Ibn Hamzeh Holly Shrine para volver a la parte centro de la ciudad, es gratis y resulta muy bonita, todo lleno de cristalitos y me invitan a la oficina para charlar y tomar un té, ya es habitual como que también te den panfletos de lo bueno que es ser musulmán.

Voy sacando fotos y paseo por el bazar, luego voy al hotel a hacer el check out y luego a callejear un par de horas más haciendo tiempo antes de ir al aeropuerto.

Al hotel a por la mochila y al aeropuerto de Shiraz, me gusta, sencillo pero bonito. El vuelo sale con dos horas de retraso por lo que como una pizza ahí mismo. Una horita de vuelo y en Teheran, cambio brusco y recta final del viaje. Cojo un taxi en las oficinas de taxis, no tengo ganas de pelearme con más taxistas por uno o dos euros y a buscar el hotel que tengo apuntado. El reto se complica y no es fácil encontrar la calle, damos vueltas y vueltas pero al final el simpático conductor que es actor y que quiere irse a Toronto en cuanto pueda, lo da todo y damos con él pero resulta que esta en obras y no puede ser. Me envia a otro y voy a buscarlo, la
zona es como una zona industrial totalmente desértica a las 9 de la noche, sino fuera porque es Irán, daría mucho respeto. Llego al Hotel Asia, pregunto y aunque es baño compartido por primera vez en el viaje y toilet oriental, no quiero seguir buscando, parece buena gente y esta justo delante del metro Mellat, que ya va bien para mañana.

Cómo ir del aeropuerto IKA a Teheran: Esta la opción de ir en taxi (500.000 rials /10-11 euros) y tiene que estar la opción de ir en mini bus hasta el metro y de ahí a donde quieras (hice la opción de Teheran al aeropuerto, imagino que al revés es posible).

Dónde dormir en Teheran: Hotel Asia, 20 dólares, habitación sin baño y cutre, pero por una noche es lo que toca. Muy buena ubicación al tener el metro a 15 metros, linea azul.

DSC_5479
Celebrando fin de año en mi habitación del hotel en Teheran

Cosas:

– Entrada a la tumba de Hafez cuesta 200.000 (no he entrado).
– Mezquita Ali Ibn Hamzeh Holly Shrine gratis.
– Taxi de Shiraz al aeropuerto, 100.000 rials.
– Vuelo 1550000 rials (unos 37 euros).
– Pizza y zumo de manzana en el aeropuerto, 300.000 (7.5 euros).
– Taxi del aeropuerto doméstico Teheran al hotel, 270.000 (7 euros), se puede ir en metro pero la hora, cargado, etc… es linea amarilla que conecta con todas las lineas.
– Las coincidencias son tremendas en este viaje, en cada ciudad vuelvo a ver a los mismos turistas, y ahora en el hotel coincido con la pareja con la que compartí el guía ayer en Shiraz.

 

DÍA 15    TEHERAN    1 de enero de 2017

Hoy tocaba día en la capital, y la verdad, me apetecía bastante por variar un poco y porque ver el ritmo de una gran ciudad como esta, siempre es interesante.

Teheran tiene más de 15 millones creo y es una locura, gente en todas partes, aglomeraciones en el metro, en las calles, tráfico insoportable y eso que hacen 5 carriles donde hay 3 y no hay muchos semáforos, lo dicho, un ritmo que agota y eso que solo estoy de visita.

Me levanto antes de las 7 para hacer un desayuno básico de pan, queso, mantequilla, miel, huevo duro y té, es decir, el desayuno irani por costumbre. Tras esto a la guerra, primero a la ex embajada USA para ver los grafitis, tiene historia, tocará volver a ver la peli Argo a la vuelta. No tiene más que ver las paredes pintadas y situarte un poco en la historia. Después al monumento Azadi, el emblema de la revolución, no mata pero si que es interesante entrar, pasear por los alrededores y esas cosas. Nuevamente metro y ahora a la otra punta de la ciudad para ver el cementerio de los mártires en honor a los muertos en la guerra Irak-Iran que dicen
fueron 1.300.000 personas. Y justo al lado esta el Mousoleo del Iman Khomeini pero no sé si se puede entrar porque iba justo de tiempo y tenía que hacer el check out y hay casi una hora de metro hasta el centro otra vez.

Visitado todo eso, regreso al hotel para dejar la maleta y volver a salir, ahora toca la Millad Tower, la sexta torre más alta del mundo. Una odisea para llegar, metro, caminar, taxi, caminar otra vez, un caos para encontrar donde comprar el tiket, luego para encontrar el ascensor, etc… impresiona mucho, por lo menos a mí. Pensaba que el ascensor era interior y es totalmente abierto con vistas a la ciudad que por supuesto no he visto, pero una vez arriba es muy chulo, merece mucho la pena, sobre todo si subes media hora antes de que se esconda el sol y quedarse hasta que anochece. Aquí es donde he visto los primeros turistas en todo el día.

Nueva aventurilla para regresar, buscar esos taxis compartidos que salen cuando tienen las 4 plazas llenas y se reparten gastos, me dejan en Sharif station de la linea azul y directo al hotel donde llego muerto. Descanso un rato y antes de que se haga muy tarde prefiero ir tirando para el aeropuerto.

Primero metro hasta el final de la linea roja y de ahí nuevamente salen taxis compartidos pero ahora son furgonetas de 9 plazas.

Qué ver en Teheran en fotos:

DSC_5486-2 copia
Grafiti en la ex embajada de Estados Unidos en Teheran
DSC_5530 copia
El metro de Teheran tiene vagones para hombres y otros para mujeres
DSC_5546-2 copia
Monumento Azadi
DSC_5573copia
Cementerio de los mártires por la guerra Irán-Irak
DSC_5599-2 copia
Este chico llora por su padre muerto en la guerra Irán-Iraq
DSC_5603 copia
Ceremonia en el cementerio de los mártires
DSC_5616-2 copia
Vista de Teheran desde la Millad Tower
DSC_5641 copia
Teheran desde el aire a más de 400 metros de altura en la Millad Tower
DSC_5660-2 copia
El metro de Teheran es una locura de gente, siempre va lleno
DSC_5655
La MIllad Tower, un lugar perfecto para ver todo Teheran
DSC_5610
Una especie de Mc Donald’s pero a la iraní
DSC_5630
Vistas desde la Millad Tower dirección a la Meca
DSC_5646
Una gran experiencia, subir un poco antes de que anochezca

Cosas:

Tarjeta de metro con uso ilimitado por 2-3 días creo, 50.000 rials (un euro), yo he usado 8 viajes
– Entrada al monumento Azadi, 150.000 rials (4 euros)
– Taxi de metro a Millad Tower, 30.000 rials (menos de un euro) es taxi compartido y sale cuando se llenan las 4 plazas
Entrada Millad Tower, 120.000 rials hasta el mirador y más del doble hasta arriba del todo
– Taxi de vuelta a la estación de metro, 30.000 rials
– Taxi de la estación de metro al aeropuerto, 40.000 rials aunque creo que son 30.000 rials
– Visita a la Plaza Azidi, parada de metro Meydan-e Azadi, linea amarilla.
– Visita a la embajada USA, para de metro Talaghani, linea roja.
– Visita al cementerio de los mártires y Mousoleo Iman Khomeini, Hamar-e Hutabar, al salir a la derecha esta el Mausoleo y a la izquierda a 5 minutos andando el cementerio que es enorme y tiene muchas cuadriculas.
– Visitar Millad Tower, metro hasta Teheran Sadhegheia (mirar bé), ahí toca buscar donde salen los taxis compartidos, en mi caso un chico me ha acompañado 10 minutos arriba hasta el lugar, supongo que pagando uno tu solo desde ahí mismo puedes llegar bien. A la vuelta lo mismo, bajar de la Millad Tower 500 metros abajo hasta la autopista y ahí preguntar por los taxis compartidos de vuelta, puede que sea otra parada de metro pero también sirve.
– Del centro al aeropuerto sin taxi privado. Ir a Shahed al final de la linea roja, salir y ya tienes los mini buses esperando para llevarte al aeropuerto.
El bazar cierra sobre las 6 pasadas, no lo he visto, pero si hay que priorizar tras tantos bazares prefiero lo otro.
– El taxista que me ha llevado de la torre al metro con el chandal del Barça, un auténtico kamikaze, ha ido toda la autopista por el arcén adelantando a todos, hemos batido el récord de tiempo con el cacao que había a esa hora.
– El metro de Teheran funciona de maravilla, mujeres a un lado, hombres a otro, pero hay tanta gente que en ciertas paradas no puedes mover ni un músculo, entras a presión, agotador, tener que hacer esto todos los días es una locura, suerte que los iranis son educados y bastante ordenados.
– La polución en la ciudad es brutal, mucha gente con máscaras, pero es que es enorme y hay mucha gente debajo y encima de tierra.
– Al final, por tercera vez en este viaje, me cobran menos de lo privisto, redondean a la baja, igual son 2-3 euros pero es el detalle

 

“Nos vemos en el camino”