Resumen y algunas curiosidades de la segunda etapa

Haré un pequeño resumen de lo que ha sido el segundo ciclo de la travesía, el que me ha llevado de Melbourne a Adelaide y los totales hasta el momento.

australia en biciHe utilizado 13 etapas en 14 días para cubrir los 1199 kilómetros que he realizado en algo más de 70 horas pedaleando. Los totales de la travesía ahora mismo son:

29 etapas en 37 días
2475 kilómetros
161 horas sobre la bici

En cuanto al recorrido ha pasado un poco como en la primera fase de Sydney a Melbourne, dos partes muy diferenciadas, con una primera semana muy entretenida, con recorridos y paisajes diferentes cada día, a la segunda semana algo monótono y con pocos alicientes, quitando los fabulosos pueblecitos en la costa. El tiempo irregular como siempre, sigue haciendo bastante frío por las noches, aunque se nota que ya va empezando la primavera, y por suerte mis posaderas van dejando de sufrir un poco, ya deben tener la forma hecha y el dolor va disminuyendo.

australia en biciA partir de ahora, ya no hay un punto de referencia concreto, a excepción de Perth, punto final de la travesía, pero eso queda lejísimos, así que iré haciendo. De momento, lo seguro es que me tengo que dirigir a Port Augusta a unos 350 kilómetros al norte de Adelaide, para una vez allí entrar en la Eyre Peninsule que me llevará al “lejano oeste”.

Paso a comentar algunas curiosidades que me han pasado y cosillas de la forma de vida australiana.

AGRESIONES ANIMALES, en el anterior resumen os comentaba que sufría vuelos rasantes continuos de los pájaros mientras iba en bici, pues olvidaros de eso, ¡hemos pasado a las agresiones! He recibido ya tres golpes tremendos, y lo peor es el susto que me he llevado, porque voy pensando en mis cosas dándole a los pedales y como vienen por detrás pues ni me he enterado. Y el pajarito en cuestión pequeño no es, y tras el golpe, pues me siguen unos 100 metros y yo como puedo, pues haciendo posturitas en la bici, evitándolo cada vez que pasa por encima. La cosa ya no me hace ninguna gracia, no sé el motivo, pero estoy un poco harto de los bichos estos…

australia en biciGENTE PARA TODO, la mayoría de gente que se cruza conmigo por la carretera me saludan, pitan, hacen luces para darme ánimos, yo llega un momento en que sólo hago alguna mueca, sino me pasaría el día levantando la mano y parecería otra cosa. Otra gente… pues quieren otras cosas. Como me pasó en un mirador de la Great Ocean Road, donde 5 minutos después que yo, llegó un minibús llenito de chicas asiáticas y se fueron acercando hacia a mí para pedirme si podían hacerse fotos conmigo. Les haría gracia la pinta que llevaba, todo el mundo mirando una costa formada en millones de años y ellas que preferían hacerse fotos con el ciclista occidental, a saber luego dónde salgo. Y por último la parte negativa, los hay con malas ideas: un día me crucé con un coche y me tiraron una botella, con tan buena puntería que me dio en la cabeza, por suerte era de plástico, pero mojarme me mojé (la de golpes que me estoy llevando en el casco…).

DEVOCION POR EL SURF, como me he pasado muchísimos kilómetros por la costa, he podido comprobar que esto del surf para los australianos es como una religión, en cualquier pueblecito veo salir gente con su traje de neopreno, descalzos y su tabla de surf, no les hace falta nada más, se van un centenar de metros mar adentro y venga, a esperar la ola perfecta. Si esto es así ahora que estamos en invierno, no quiero ni imaginarme como será en verano.

australia en biciTHE SIMPSONS, yo tenía claro que en España a casi todo el mundo le encanta los Simpsons, pero ahora he comprobado que es un fenómeno mundial. Tanto en Sydney, Melbourne, como en Adelaide donde he podido dormir en backpackers, ver la tele y he compartido estancia con gente de mil y una nacionalidad, en un momento el salón esta vacío, en cuanto ponen los Simpson se llena y justo acabar los dibujitos, pues todo el mundo vuelve a lo que estaba haciendo. La cuestión es que supongo que pasará como en España, que todos hemos visto los capítulos mil veces, pero seguimos viéndolos. Por cierto, es curioso oír las voces originales de los personajes.

LA GENTE ES DIFERENTE, estoy comprobando multitud de detalles que me dicen que aquí la mentalidad y conducta son diferentes, pero hay algunos que me chocan más que otros. El otro día entré en una tienda de material de camping y el chico, como no tenía lo que yo quería, me dijo que le acompañara y me llevó a dos tiendas más. Como allí tampoco, volvimos a su tienda y llamó a otra tienda de la competencia para informarse si lo tenían, a qué precio, etc…. Me marcó en el mapa dónde estaba la tienda y me indicó que fuera allí que lo encontraría. Bueno, aquí por lo visto la palabra competencia, lo justito, la cuestión es ayudarte en todo lo posible. Detalles así son continuos, pongo este como un ejemplo.

australia en biciJUBILADOS, por la época que es, en los Caravan Parks donde paro a dormir normalmente solo coincido con matrimonios que ya están jubilados. Pues bien, estos se pasan meses y meses (hasta que se cansan) recorriendo el país en su caravana, sin otra preocupación que disfrutar y estar tranquilos, aparte de que es gente muy agradable y te ayudan en todo lo posible. Tengo que decir que aquí la prejubilación funciona de maravilla. Bueno es otra opción de disfrutar la “tercera edad”, en España está de moda hacer de canguros.

COMO IR AL COLE, me ha hecho mucha gracia este tema: ver a las 7, las 8 de la mañana a niños que no llegan la mayoría ni a los 10 años con su mini bici, su mochila, su casco y venga para el colegio y a los padres ni se les ve. Al igual que el tema de autobuses escolares, ¡funcionan muchísimo! Como aquí las distancias son muy largas y hay niños que viven en casas muy alejadas en medio de las praderas, pues los autobuses van pasando a recoger a todo el mundo. He visto paradas en sitios inimaginables, donde por más que mirara, no vi ninguna casa alrededor.

australia en biciDIETA, bueno, voy a explicar un poquito en qué se ha basado mi dieta en estos cerca de 40 días. Primero de todo, comentar que más o menos he perdido entre 8 y 10 kilos, lo noto muchísimo en la ropa, y lo tengo fácil, porque siempre llevo la misma. Bien, mi monodieta consiste en lo siguiente, pan de molde (nunca había apreciado tanto la corteza del pan de molde como ahora) con cremas varias, ya sea (la tan común para ellos) crema de cacahuetes como la de cacao, sopitas de sobre (que por la noche van muy bien para entrar en calor) y pasta, mucha pasta… Aquí se lleva mucho comer noodles, que en dos minutos están hechos, cuestan 20 céntimos y alimentan, y en latas de conserva cuando puedo ir a una tienda. Eso es lo esencial, luego cuando voy pasando por tiendas en los pueblecitos, pues compro algo de fruta, dulces, algo para comer al momento. Esto lo distribuyo en un desayuno y cena “fuertes” y durante el día cada hora y media, dos horas, pues algún sándwich, fruta o dulce… y a continuar.
Es muy monótona, pero tengo que basarme en cosas que le vayan bien al cuerpo y teniendo en cuenta que tampoco dispongo de muchos medios para cocinar, pues me baso en eso. Tengo que mirar más el rendimiento que pueda tener luego y no el sabor que tenga lo que coma, porque, creedme, se nota muchísimo lo que haya comido a la hora de ir pedaleando, y mira que cuesta coger una cosa en la tienda cuando al lado hay algo con una pinta de estar buenísimo e increíble… pero es lo que hay.

Leave a reply